Actualmente se ha convertido en la cirugía estética más frecuente del hombre en el mundo occidental. Esto se debe al avance en la técnica, su bajo riesgo y los excelentes resultados obtenidos.

Este es un procedimiento quirúrgico local mínimamente invasivo, que tiene 2 grandes etapas; la extracción de unidades foliculares y su colocación.

Existen hoy en día dos tipos de métodos, que solo difieren en la forma de obtener las unidades foliculares. Método FUE y método FUSS con sus variantes; manual, motorizada y robótica.

Método FUE

Este método se caracteriza por extraer cada unidad folicular de la zona donante de a una por vez, las cuales pueden contener de 1 a 4 pelos por unidad folicular. Las mismas se extraen realizando micro incisiones circulares imperceptibles de 0,7 mm que cicatrizan en 48 a 72 Hs, sin dejar secuelas visibles.

  • Es necesario rasurar la cabeza.
  • Se realizan con anestesia local y en forma ambulatoria.
  • Se extraen hasta 3500 unidades foliculares (pelo por pelo) en una sesión.
  • No Deja Cicatriz.
  • No hay puntos de sutura.
  • El área donante es más amplia.
  • No se aconseja en pacientes con el cabello muy ondulado.
  • Tiempo estimado 8 hs.
  • Permite una rápida recuperación.
  • Bajo riesgo de complicaciones.

 

Método FUSS (Tira)

 

La método FUSS consiste en extraer una lonja de cuero cabelludo de 1 cm de ancho de la zona de la nuca (área donante) realizando posteriormente una sutura lineal y continua, luego se fragmentan las unidades foliculares bajo visión micoscópica para luego ser implantadas en la zona despoblada (área receptora).

    • Se realiza con anestesia local
    • No es necesario rasurar la cabeza
    • El procedimiento lleva menor cantidad de horas (4 hs aproximadamente)
    • Deja una cicatriz lineal perceptible con el uso de cabello corto
    • Limitación del área donante para futuras reintervenciones (No más de 2 procedimientos).
    • Depende de la elasticidad y densidad del cuero cabelludo en el área donante
    • Permite extraer de la tira no más de 2000 unidades foliculares aproximadamente.
    • La obtención de UF de la tira es bajo visión directa en microscopio óptico
    • Indicada para pacientes que no desean rasurarse el cabello en el área donante, en mujeres con cabello largo, y con grados avanzados de alopecia ya que suele combinarse con la método FUE para obtener mayor cantidad de unidades foliculares.

      Colocación las unidades foliculares

      Posterior a la cosecha se procederá a la siembra de unidades foliculares en el diseño preestablecido.

      Este labor requiere de experiencia, talento y destreza acompañado de un sistema de tecnología de punta que otorga para lograr un resultado natural de por vida, teniendo en cuenta la fisonomía, edad y rasgos característicos de cada persona.

      Se pone especial énfasis a la primera línea de implantación del cabello (hair line) generando la naturalidad y estética necesaria para este sector clave y fundamental.

      El pelo comenzará a crecer después del tercer mes del procedimiento notándose los cambios a partir del mes seis de la cirugía con resultados definitivos a los 12 meses. Podrá cortarse, teñirse o dejarse el largo que desee sin ningún tipo de mantenimiento posterior de manera natural y para toda la vida.

      Por último, la manera en cómo se extraen las unidades foliculares, ya sea manual, motorizada o robótica no existe evidencia científica que una sea mejor que la otra.

      Implante de Cejas

      Esta técnica permite repoblar de manera parcial o totalmente las cejas que son claves para enmarcar y levantar el ojo, abrir la mirada y rejuvenecer el rostro, con un resultado absolutamente natural.

      El diseño previo de la ceja de acuerdo con la fisonomía del rostro del paciente, es fundamental para conseguir los mejores resultados haciendo un auténtico lifting de la mirada. Hay pacientes que acuden con las cejas dibujadas, por su estilista personal, se consensúa con el paciente, antes de la intervención tal y como va a quedar definitivamente.

      El pelo donante se obtiene con la método FUE de la parte más baja de la nuca de uno o dos pelos como máximo porque presenta características similares al de las cejas. El número aproximado de unidades que se trasplantan en cada ceja, oscila entre 200 y 500, cantidad suficiente para repoblarlas.

      En esta intervención es fundamental respetar rigurosamente la dirección de crecimiento de cada pelo de la ceja, puesto que hay variantes dentro de la misma. Solo así, con esta meticulosidad, es posible garantizar un resultado natural e imperceptible.

      Tras la intervención, el paciente puede irse a casa e inmediatamente puede incorporarse a sus tareas habituales, cubriendo la zona tratada con gafas de sol. Puede producirse una ligera inflamación en la zona intervenida y algún hematoma, así como unas pequeñas costritas que en 5 o 7 días se desprenden.

      Los resultados son permanentes. El pelo trasplantando es totalmente definitivo, resistiendo, si fuera necesaria, incluso la depilación. Su ritmo de crecimiento será más rápido que el de la ceja, por lo que es habitual tener que recortarlo ocasionalmente. Evite los resultados indeseados que se obtienen con la dermopigmentación y los tatuajes que carecen de naturalidad y terminan siendo antiestéticos.

      Implante de Barba y Bigote

      El trasplante de vello facial a menudo son la solución para corregir el vello facial etéreo, irregular o la falta absoluta del mismo que puede resultar en un rostro poco atractivo, y recrear una apariencia con marco facial más estilizado, aunque también pueden ser utilizados para ocultar el acné, quemaduras o cicatrices de accidentes.

      La técnica es un refinamiento del implante del cabello, se extraen las unidades foliculares (UFS) de igual manera que en el método FUE o FUSS en un número de 1500 2500 UFS, que se subdividen en dos o tres partes bajo visión microscópica para obtener folículos pilosos que contengan un solo pelo, debido a que los vellos de la barba y del bigote tienen la particularidad de crecer siempre de manera aislada, por consiguiente se realizan incisiones extremadamente finas, muy tangenciales a la piel y una correcta orientación.

      Finalmente se implantan los folículos uno por uno obteniendo un resultado excelente, siendo imposible distinguir los injertos capilares de los vellos originales de la barba.

      Microtrasplante en Transexuales

      Otra aplicación del trasplante de cabello es la restauración del pelo para los transexuales. Si bien la mayoría de los hombres experimenta algún grado de pérdida de cabello habitual, la primer alteración visible es un retroceso de la línea frontal del cabello en el hombre con género femenino.

      En el trasplante de cabello para transexuales generalmente se opta por una extracción de unas 500 a 2500 UFS dependiendo del área afectada a cubrir con método de FUSS ya que el uso del pelo largo en estos pacientes es una constante y la cicatriz lineal en la región posterior de la cabeza pasa inadvertida.

      Es un procedimiento importante para un cirujano ya que este debe entender las proporciones faciales del paciente y reconfigurar una primera linea frontal densa y natural que se debe adecuar a las características neofemeninas. Es actualmente una cirugía comúnmente solicitada y dotada de excelentes resultados, no olvidando dejar de lado el tratamiento medico hormonal necesario para estos pacientes genéticamente predispuestos.

      Otras Técnicas

      Hoy en día la cirugía puede brindar la solución a esos problemas que no podían ser solucionados dado a que las herramientas del presente nos permiten actuar de manera sutil y tan imperceptible a la mirada de hasta los ojos mas avezados.

      Muchas personas han tenido restauraciones de cabello con resultados poco satisfactorios, pero hoy día se han desarrollado estrategias que pueden camuflar con eficacia muchos de los problemas resultantes de procedimientos pasados gracias a la redensificación de implantes capilares previos.

      La cirugía reconstructiva de restauración capilar también esta presente para brindar respuestas a pacientes con zonas alopécicas de origen traumático cicatrizales, superficies quemadas, y cualquier otro tipo de imperfección para que sean subsanadas con la impronta de brindar un tratamiento quirúrgico finalmente efectivo e imperceptible.

      Lo último en tendencias y las pocas opciones terapéuticas debido a que algunos pacientes poseen escaso o inexistente tejido de cuero cabelludo con capacidad donante a transformado a la Body Hair Transplant como la punta del iceberg en tratamiento quirúrgico para la recuperación capilar, dejándola para los casos mas extremos y poco posibles de opción terapéutica. Dado que no todos poseen las características de vello corporal necesarias para abastecer un área receptora extensa.