El implante de vello facial a menudo son la solución para corregir el vello facial etéreo, irregular o la falta absoluta del mismo que puede resultar en un rostro poco atractivo, y recrear una apariencia con marco facial mas estilizado, viril y “masculino”, aunque también pueden ser utilizados para ocultar el acné, quemaduras o cicatrices de accidentes.

La técnica es un refinamiento del implante del cabello, se extraen las unidades foliculares de igual manera que en el método FUE o en el método FUSS en un número de 1500 a 2500 unidades foliculares, que se subdividen en dos o tres partes bajo visión microscópica para obtener folículos pilosos que contengan un solo pelo, debido a que los vellos de la barba y del bigote tienen la particularidad de crecer siempre de manera aislada, por consiguiente se realizan incisiones extremadamente finas, muy tangenciales a la piel y una correcta orientación.

Finalmente se implantan los folículos uno por uno obteniendo un resultado excelente, siendo imposible distinguir los injertos capilares de los vellos originales de la barba.

Más info sobre Implante Capilar